El Convento de la Hoz, es el «hermano» desconocido de la Ermita de San Frutos.  No por ello es menos impresionante. Te escribimos aquí algunas nociones para que lo conozcas un poco mejor.

En realidad, se llama convento de Nuestra Señora de los Ángeles de la Hoz del Río Duratón es un conjunto monasterial, actualmente en ruinas, ubicado en el fondo la hoz de Los Ángeles en el cañón de las Hoces del río Duratón, en el término municipal de Sebúlcor, en la provincia de Segovia.  Fue fundado en el año 1231 por la orden franciscana, que lo ocupó hasta su abandono en 1835 debido a la desamortización de Mendizabal. En su interior se rendía culto a la imagen de Nuestra Señora de los Ángeles de la Hoz.

Con la construcción, en 1953, del Embalse de Burgomillodo que anegó la parte baja de las hoces del Duratón se cerraron los dos accesos habituales que tenía el convento, uno por el oeste, llamado «Portillo de las Tres Cruces», y el otro por sur, llamado «Portillo de Pedraza» y otro más dificultoso y menos utilizado conocido como «camino de Sepúlveda». En la actualidad el acceso se debe realizar por barca a excepción de aquellas épocas del año en las que el nivel del pantano permita pasar por tierra.

Nosotros, te lo enseñamos.  En piragua, para todas las edades, sin necesidad de experiencia.  A tu aire o con nuestros monitores.  Ven a verlo!!!